MESEMIA

Comenzar a consumir cosmética saludable no es tarea de un día para otro, mucho menos en estos tiempos en que las grandes y ostentosas campañas de publicidad de cosmética convencional  producen tanto impacto en la sociedad.

Mi nombre es May, terminé mi formación universitaria en Ingeniería de Montes hace ya algunos años y desde entonces mi vida profesional ha sido un ir y venir de ciudades y de trabajo en diferentes sectores. Mientras tanto, he ido formándome en temas que realmente me apasionan; cosmética y maquillaje.

Defensora de lo artesanal y lo natural, poco a poco he ido adentrándome en el mundo de la cosmética ecológica, de la que no sólo obtengo resultados de forma saludable, sino que respeta el medio ambiente y además no está testada en animales, algo importante en mi filosofía de vida.

A todo ésto le añadí; los problemas de alergia que me generan los geles y otros productos de cosmética convencional, las ganas de hacer algo distinto basado en mis principios y mucha ilusión...  fue así como nació MESEMIA, tu rincón de cosmética natural y ecológica certificada, a través del cual vas a conocer un montón de marcas que apuestan por excelentes resultados, siendo la mayor parte de ellas creadas y lideradas por mujeres emprendedoras.

Afincada en Cádiz pero de procedencia jienense (Arjonilla concretamente) quería que este proyecto llevara parte de mis raíces, y ese es el motivo por el que lo llamé MESEMIA. Hace ya algún tiempo mi padre sembró en una casa de campo familiar en Sierra Morena una planta preciosa, el Mesem o también conocida como Uña de gato. Él ya no está con nosotros, pero cada primavera el Mesem vuelve a florecer cubriendo el suelo  con un hermoso y colorido manto. Esta planta me transporta a mi tierra, a mi familia y por eso debía tener un papel privilegiado en esta maravillosa “locura”; una “locura” que lleva gestándose casi un año y que por fin ve la luz, indudablemente gracias al incondicional apoyo de mi amor, Antonio.