UN KOBIDO CON JANE, POR FAVOR

11/05/2018

Por todos son conocidos los beneficios que nos aporta practicar deporte a diario o al menos dos ó tres veces a la semana. Estimulamos la producción de endorfinas, mejoramos la capacidad pulmonar, aumentamos el riego sanguíneo, pérdida de peso (si así lo enfocamos), tonificación muscular, etc. Pero ¿qué ocurre con la musculatura facial? ¿Acaso ésta se libra de los estragos de la gravedad y del paso del tiempo?...

Si nos situamos en el Japón gerrero unos 600 años atrás, a los Samuráis después de cada batalla le realizaban masajes faciales con el fin de calmar la mente. Estos masajes no tardaron en hacerse un hueco en la Realeza como técnica natural antienvejecimiento.


¿En qué consiste el kobido?

Es un tratamiento antiedad no invasivo que además de regenerar la piel y alisar arrugas, proporciona importantes efectos terapéuticos. Está basado en una serie de movimientos rápidos de percusión, combinados otros más suaves y profundos de Shiatsu, de reflexología, etc. Se trabaja tanto la piel como la musculatura subcutánea, favoreciendo la eliminación de toxinas y estimulando la producción de colágeno.

El kobido comienza con una limpieza del rostro, generalmente con movimientos propios del masaje shiatsu.

Una vez realizada la limpieza facial pasaríamos al lifting propiamente dicho. Los movimientos mediante fricción que se realizan en el kobido generan calor que actúa como radiofrecuencia, activando así producción de colágeno.

Un kobido con Jane, por favor

Imaginad que estáis en ese momento idílico tumbadas, relajadas y con música de fondo muy suave. Entonces unas maravillosas manos comienzan a masajear tu rostro. De pronto comienzas a sentir una textura oleosa en tu piel, e inmediatamente un aroma a lemongras te envuelve, casi lo puedes palpar... y decides simplemente disfrutarlo, sentirlo... y sigues disfrutándolo...

Las que lo habéis probado sabéis que estoy hablando del Bálsamo limpiador calmante de Jane Apothecary, el protagonista de la fase inicial en cada kobido que  hace Lola. Bendito bálsamo... y bendito kobido, que dos grandes inventos de la humanidad!! Esa textura, ese aroma...casi consigo sentirlo mientras os lo describo.

Bálsamo Jane Apothecary_opt.jpg


Iniciada la segunda fase del kobido, de nuevo la aromaterapia cobró protagonismo. Esta vez fué un sutil y relajante aroma a lavanda que se entremezcló con los restos aromáticos de lemongras que aún se podían percibir en la sala. Dejar que mis sentidos vibraran con tan exquisitas fragancias era lo único que estaba dispuesta a hacer...y así fué.


Por supuesto que Lola me acababa de aplicar el Serum hidratante y calmante de Jane Apothecary. Un tercer y grandísimo invento!

Despertar de aquel momento era lo que menos me apetecía, pero así de dura es la vida a veces... y no tenía más opciones.

Para finalizar el kobido una buena protección solar facial y lista para salir a la calle. En este caso me aplicó la crema facial solar FPS 50 de Hello Green, una crema que está dando mucho que hablar, y no me extraña!


El resultado


El lifting facial japonés o Kobido es lo más parecido al efecto flash de las ya anticuadas ampollas convencionales. Piel radiante, luminosa, tersa, hidratada, con las líneas de expresión más difuminadas, y músculos faciales tonificados.

Según mi experiencia, es el tratamiento natural con efecto flash ideal para momentos o eventos puntuales si lo que quieres es lucir radiante, huyendo de la química y de técnicas más invasivas.

Si además lo que quieres es obtener beneficios a largo plazo plazo siento decir que esta técnica no es milagrosa y que por lo tanto con una sóla sesión de kobido no va a ser suficiente. El profesional tendrá que valorar las que cada persona va a requerir, además te dará unas pautas (o al menos debería) para que en casa al aplicarte tus productos cosméticos los acompañes de un "mini kobido casero". Así gradualmente irás viendo resultados en tu piel...y os digo que se ven!!


¿Contraindicaciones?

Obviamente eso lo va a decidir el profesional. Pero si que  no se recomienda en pieles que estén afectadas por algún tipo de alergia y sufran erupciones. En caso de presentar cicatrices recientes puede que el masaje kobido tampoco sea muy aconsejable. Pero insisto, la valoración la hará siempre el profesional.

Las pieles con acné si pueden disfrutar de este masaje de origen japonés, probablemente las sesiones sean más suaves.

Y para finalizar este post quiero hacer una mención especial a las maravillosas y mágicas manos de Lola Cepero, especialista en técnicas faciales naturales que por azares de la vida apareció un día en mi tienda. Lola es mucha Lola,...pero sus manos no tienen precio, las adoro!

Experimentar un kobido con Jane es un verdadero gustazo, debería ser obligatorio al menos una vez al mes!! Pero si además caes en manos de personas que hacen de su pasión su trabajo...no tengo nada más que añadir.

Si vivís en Cádiz, cerca o tenéis pensado pasar unos días por aquí, os recomiendo la experiencia. El IG de Lola es lola_cepero.

A ver...¿Cuántas locas del kobido por aquí? ¿Habéis probado esa técnica? Contad, contad...que soy toda oidos.

Hasta la próxima!

Un abrazo,

May

Comentarios

Creado En viernes, mayo 11, 2018 Publicado Por Ana Romero Enlace Comentario
Siempre me he preguntado por que trabajamos la musculatura y la forma física de nuestro cuerpo desde el cuello a los pies y no prestamos atención a algo también tan importante como es nuestro rostro. Como espejo de nuestra alma, debemos prestarle toda la atención que se merece, y el KOBIDO nos da esa gran oportunidad. A mi me encanta.
Creado En viernes, mayo 11, 2018 Publicado Por Lola cepero Enlace Comentario
Wauuuu quién será esa Lola me encantaría probarla ....menuda experiencia May ????????
Gracias a tí si no es por ti no habría conocido a Jane el complemento aromaterapeutico que le faltaba a mis tratamientos y ya sabéis si necesitáis una pausa en vuestra vida quedo a vuestra disposición ????
Creado En sábado, mayo 12, 2018 Publicado Por May Enlace Comentario
Cuánta razón Ana! Parece que el rostro se mueve por hilos y los músculos aquí no cuentan! Por suerte los estamos ya tonificando con el Kobido. Me encanta a mi tambien!! Gracias guapa por comentar!
Creado En sábado, mayo 12, 2018 Publicado Por May Enlace Comentario
Lola jijiji...verdad, de quién serán esas manos? Pues al final la vida se trata de ganar-ganar, o al menos así la veo yo. Tu descubres Jane Apothecary y yo el kobido, fantástico no? Gracias por todo! Un abrazo!
Creado En domingo, mayo 13, 2018 Publicado Por Olga Martín Rodríguez Enlace Comentario
Es una pasada. Totalmente recomendable. Gracias Lola
Creado En lunes, mayo 14, 2018 Publicado Por Ana Belén Gómez Bens Enlace Comentario
Qué voy a decir yo!!! que soy súper fan de los kobidos de Lola desde hace ya un tiempo. Siempre que pido cita para uno me siento como una niña la noche antes de Reyes. Y en el último, con la introducción de los productos de Jane, la experiencia fue espectacular. Qué aromas y qué sensaciones más agradables . Tal como lo cuentas, May, yo no lo hubiera descrito mejor. Un abrazo grande a las dos
Creado En lunes, mayo 14, 2018 Publicado Por May Enlace Comentario
Qué bien! Veo por aquí amantes del kobido y por supuesto fans de las manos de Lola. Olga, Ana...qué suerte tenerla cerca! Un abrazo y gracias por el comentario!!
Mostrando 1 - 7 de 7 artículos

Deje su comentario